Seleccionar página

Intercambiadores de Calor de Tubo Corrugado

¿Qué es el tubo corrugado?

 

Un tubo corrugado es un tubo con una hendidura helicoidal obtenido a partir de un tubo liso por deformación en frío. El número de entradas de la hélice, así como el ángulo de la misma se pueden cambiar con el fin de optimizar el rendimiento y la transferencia térmica. Además, las propiedades mecánicas del tubo liso original no se ven reducidas, lo cual está reconocido por el TÜV (empresa certificadora independiente de origen alemán reconocida a nivel mundial).

Los intercambiadores de calor de tubo corrugado presentan un a serie de ventajas frente a otras configuraciones disponibles en el mercado, como pueden ser los intercambiadores de calor de tubo liso.

En SACOME poseemos nuestra propia tecnología de corrugación de tubos
Intercambiador de calor de tubo corrugado SACOME
Intercambiadores de calor de tubo corrugado sobre bastidor

Ventajas de los intercambiadores de calor de tubo corrugado

 

 

Perfil Higiénico

La drenabilidad de un tubo corrugado es similar a la de un tubo liso, debido a la ausencia de zonas muertas.

 

Diferentes tipos de corrugación

Corrugación HARD. Permite lograr una muy elevada mejora del coeficiente de transferencia térmica que compensa el incremento de pérdida de presión inherente.

Corrugación SOFT. Diseño intermedio entre tubo liso y tubo con corrugación HARD que mejora la transferencia de calor en menor grado, pero con una pérdida de presión más baja.

 

Flujo turbulento a menor número de Reynols que con tubo liso

La mayor ventaja de la corrugación es el incremento en la turbulencia del fluido cuando este circula por el tubo interior, lo que implica que podemos trabajar en un flujo turbulento incluso con un número de Reynolds bajo. De hecho, mientras que para un tubo liso el régimen de transición entre flujo laminar y flujo turbulento ronda los 2.000 – 2.500, para un tubo corrugado esta transición puede estar localizada para Reynolds cercanos a 500.

 

Nusselt-Reynolds

Mayores coeficientes de transferencia térmica

Si los comparamos a los logrados con intercambiadores de calor de tubo liso.

 

Menor área de intercambio requerida

En algunos casos la mitad de la necesaria si no corrugáramos los tubos. obteniéndose equipos más compactos.

 

Tratamiento térmico homogéneo

Debido a la mayor capacidad de mezclado en el lado tubos.

 

Menor ensuciamiento o “Fouling”

A causa del efecto auto-limpiante generado por los mayores niveles de turbulencia.

 

Menor ensuciamiento en intercambiadores de tubo corrugado

Menores tiempos de residencia

Como ya hemos mencionado, a causa de los mejores coeficientes de intercambio térmico se requiere menos área de intercambio y equipos más compactos. De este modo el tiempo de residencia de cada partícula del fluido en el intercambiador de calor es menor, consiguiendo de este modo productos más naturales.

 

Tiempos de procesos más largos

Sin parar entre ciclos de limpieza, teniendo una mejor respuesta ante el CIP.

¿Cómo calcular un intercambiador de calor?

Más info

Ventajas del Intercambiador de Calor Tubular

Más info

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies