Seleccionar página
Intercambiadores de calor tubulares  para el enfriamiento de mosto cervecero

Ventajas del intercambiador de calor tubular

Hay determinados sectores donde erróneamente se cree que el intercambiador de calor tubular no tiene cabida ya que están dominados por otros tipos de intercambiadores de calor. Sin embargo, los intercambiadores tubulares ofrecen una serie de ventajas especiales que les pueden hacer mucho más atractivos, incluso siendo la inversión inicial más costosa y siendo una solución menos compacta que, por ejemplo, con un intercambiador de placas. En este sentido, cabe destacar que el mantenimiento posterior del intercambiador tubular es prácticamente nulo. De hecho, hay clientes que no han tenido que desmontar los intercambiadores de calor tubulares para inspección y mantenimiento tras varios años de operación. Sin embargo, en los intercambiadores de placas, por ejemplo, se deben cambiar las juntas frecuentemente y, además, el número de estas suele ser elevado lo que da lugar a costes y tiempos de mantenimiento elevados.

Intercambiadores de calor tubulares con diseños adaptados a las necesidades del cliente

Por otra parte, debido a la gran diversidad de modelos tubulares que existe, es posible realizar un diseño adaptado completamente a las necesidades de cada cliente. Así pues, es posible considerar, por ejemplo, diseños modulares de manera que el coste de reparación posterior en caso de algún problema sea mínimo y no sea necesario cambiar el intercambiador de calor completo. Además, de esta manera, si el problema no afecta a muchos módulos, el cliente puede continuar con parte de su producción. Por estos motivos, cada vez son más los clientes que contactan con SACOME para sustituir líneas existentes de intercambiadores de calor de otros tipos por intercambiadores tubulares.

Intercambiador de calor de doble tubo para el enfriamiento de mosto cervecero

Un ejemplo de todo lo comentado arriba es la reciente fabricación de un intercambiador de calor de doble tubo para el enfriamiento de mosto cervecero, sector en el que los intercambiadores tubulares no son tan habituales. Centrándonos en la solución técnica, a pesar de que otros tipos de intercambiadores tubulares también podrían haber sido adecuados, SACOME decidió seguir las indicaciones del cliente y considerar nuestro intercambiador monotubular sanitario (S-TF20-I) con tubos interiores y carcasas corrugados y completamente modular. Además, como el cliente estaba preocupado por la forma de realizar las labores de mantenimiento, SACOME decidió considerar conexiones tipo clamp en ambos lados (producto y servicio) para facilitar el desmontaje e inspección del equipo en el futuro.

En definitiva, este es un buen ejemplo de cómo el intercambiador de calor tubular ofrece una serie de ventajas que, aunque inicialmente a veces no se contemplan, a medio-largo plazo pueden reducir enormemente los costes y tiempos de mantenimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies